Buscar disponibilidad     Destinos   Actividades   Inicio   Contactar  
 
  Español   Español   Español  
Opciones
- Mapa de situación
- Turismo rural en Extremadura
 
 
 
LLERENA
 
  De izquierda a derecha.  Pasadizo que se ubica bajo el camarín de la virgen de la Iglesia de Nª Señora de la Granada. Zona amurallada de la población. Vista general de la Iglesia de Nª Señora de la Granada con su famosa torre.

 
 
Llerena, la atenas de Extremadura.

Llerena se encuentra al sureste de Extremadura. Fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1966.
El sobrenombre de la pequeña Atenas de Extremadura se debe a que durante los siglos XVI y XVII acogió a numerosos artistas de la escuela andaluza, y se crearon numerosos talleres, convirtiéndose en centro artístico de primer orden en aquella época.
Cuando Llerena es arrebatada a los musulmanes y ocupada por la orden de Santiago. Su población tomó tal auge y prosperidad que Felipe IV le otorgó el título de Ciudad.

En Llerena destaca su entorno natural, la Sierra de San Miguel, con gran riqueza de fauna y de flora, y que podemos recorrer en distintas rutas de senderismo disfrutando plenamente de la naturaleza.
Pero si por algo destaca Llerena es por su vinculación histórica a las Órdenes Religiosas, concretamente a la Orden de Santiago. Llerena era el centro de esta institución, esta orden era el alma de Llerena.
El arte que alberga Llerena es de un atractivo insuperable. El encanto y la evocación histórica que produce pasear despacio por sus calles y plazas es incomparable.

Relataremos las grandes obras de arte que contiene la ciudad.
Empezamos por la más importante: La Iglesia Mayor de Ntra. Sra. de la Granada, una joya arquitectónica, levantada sobre lo que fue una mezquita árabe.
Tuvo un largo proceso constructivo, entre los siglos XIV y XVIII. Es de destacar en ella, la preciosa Capilla del Licenciado Zapata, de estilo gótico-renacentista, tiene sacristía propia, coro y sotocoro. Tiene tres arcos que la comunican con el resto del templo, su bóveda es estrellada. Cuenta con campanario propio. Medallones con los bustos de los fundadores, que fueron Hernando de León y Luis Zapata, el primero fue condenado por hereje, algo bastante habitual en aquella época, adquiriendo la capilla Luis Zapata, de quien tomó su nombre.
También es de mención la capilla del Prior fundada por el Prior Gonzalo de la Fuente en 1580, esta es totalmente renacentista. Destaca en ella un vano adintelado con sobrias pilastras toscanas y en el dintel una inscripción sobre el fundador. Y en la cabecera del templo, el Camerín de la Virgen, Ntra. Sra. de la Granada. Decorado en estilo rococó del S. XVIII, cubierta por cúpula sobre pechinas y tambor, profusamente decorada con motivos vegetales, zoomórficos y antropomórficos. En el exterior destacan las fachadas Norte y Oeste.
La que se abre a la Plaza Mayor es la más vistosa, tiene dos niveles de diferentes estilos artísticos. El segundo nivel, es de estilo mudejar y está formado por sucesión de arcos en dos pisos. Y en el cuerpo interior, la Puerta del Perdón, decorada con leones y una cruz con dos castillos. Esta fachada era el marco donde se celebraban actos públicos como los Autos de Fé de la Inquisición.
Pero el elemento más destacado del edificio, emblema de Llerena, es sin duda, la Torre de la Iglesia Mayor, del siglo XVI. Con cincuenta y cinco cuerpos construidos en ladrillo. Tiene una terraza abalaustrada sobre la que se alzan cuatro torrecillas.

Otro edificio de Llerena de destacado valor histórico artístico es la Parroquia de Santiago Apóstol. Fundada hacia 1475, por Alonso de Cárdenas, con el fin que fuera su enterramiento, pero su sueño nunca se cumplió. El fundador aparece junto a su mujer, Leonor de Luna, en los escudos de la portada norte.
El Convento de Santa. Clara, donde se elaboran unos riquísimos dulces, los "corazones de monja". Fundado a principios del S. XVI por la Orden de Santiago. De los ocho conventos que había en Llerena, es el único que conserva su estructura y que funciona como convento. Es exponente de la arquitectura clasicista de aquella época. En su iglesia hay que destacar la bóveda, con riquísimas pinturas sobre la vida de la Virgen, dispuestas dentro de compartimentos geométricos.
Junto a éste único Convento está la iglesia del desaparecido Convento de la Concepción, del barroco del S. XVII, con una hermosa portada Plateresca.
Se conservan partes de otros conventos como el claustro del Convento de Sta. Ana, un tramo del coro del Convento de Sta. Isabel, los muros y el ábside del Convento de S. Buenaventura.
Otro edificio religioso es el Hospital de San Juan de Dios, cuya iglesia destaca por su hermosa fachada, que recuerda un poco al arte hispanoamericano.

Entre la arquitectura civil destaca la Plaza Mayor de Llerena, una plaza porticada de estilo mudejar, con arcos de medio punto sobre columnas de cantería. En esta plaza encontramos varios edificios importantes: La Cárcel Real, la Iglesia de Ntra. Sra. de la Granada, el Palacio Consistorial, el pasadizo del Camerín, la fuente de Zurbarán, etc.
A destacar también son los numerosos Palacios, como el Palacio Maestral, el Episcopal, el Consistorial y el de los Zapata.
Hay que mencionar también las espectaculares casas señoriales blasonadas, suelen ser casas de dos pisos con patio porticado.
Entre los restos importantes de la arquitectura de la ciudad destaca la Puerta de Montemolín, portada de cantería con arco de medio punto, sobre el que luce el escudo de Felipe II, y un templete con una pintura de la Inmaculada.

 
     
Web desarrrollada por RuralGest -@2006- El mayor número de casa rurales