Buscar disponibilidad     Destinos   Actividades   Inicio   Contactar  
 
  Español   Español   Español  
Opciones
- Mapa de situación de la Sierra de San Pedro.
- Más sobre la sierra de San Pedro
- Mercado Medieval del Alburquerque.
- Turismo cultural en Sierra de San Pedro
- Turismo rural en Extremadura
 
 
 
CASTILLO DE ALBURQUERQUE, Extremadura
 
 

De izquierda a derecha.  Vista general del castillo. Torre del Homenaje vista desde el Patio de Armas. Torre de los Cinco Picos.

 
 
barraizq Uno de los castillos mejor conservados de toda la península ibérica

Más que pueblo o localidad, a Alburquerque merece que le llamemos "villa". Y es que esa palabra tiene unas connotaciones caballerescas que se ajustan con total propiedad a este municipio medieval.

Ya desde lo lejos, mucho antes de llegar, podemos divisar, asentado sobre un enorme roquedal, la silueta vigilante de uno de los castillos mejor conservados de la raya (la frontera con Portugal). El castillo de Luna.

Alburquerque ofrece un buen número de elementos monumentales y arquitectónicos dignos de visitar, pero ninguno de ellos tiene tanto interés con ese magnífico Castillo. La fortaleza la cuentan como prácticamente inexpugnable y a juzgar por los hechos parece que así ha sido a lo largo de los siglos, y es que todo el recinto está pensado como un entramado defensivo en que cada detalle obligaba al invasor a exponer su flanco más vulnerable. Es curioso cuantas cosas se pueden llegar a conocer de una construcción de este tipo, sobre todo cuando, como en este caso, disponemos de un guía que nos explica cada uno de los detalles durante un completo itinerario. (Y un detalle muy importante, la visita guiada es gratuita, pero tiene que efectuarse a determinadas horas del día. El resto del tiempo el recinto permanece cerrado. Los Lunes se cierra al público).

El Castillo, aunque no es demasiado grande, se encuentra perfectamente conservado. Consta de cuatro áreas defensivas, que se van escalonando a lo largo de la ladera norte del cerro sobre el que asienta, y por donde tiene la entrada desde la población. El primer recinto es una pequeña muralla vauban que fue construida bajo mandato portugués entre el 1705 y el 1716. El segundo elemento defensivo es una rampa estratégicamente diseñada para facilitar el ataque sobre el asaltante, ya que en la subida dejaría al descubierto la parte del cuerpo que el escudo no cubre. Así llegamos al patio de armas, donde resulta fácil transportarse a esa época de espadas y caballeros. Allí encontramos la iglesia de Santa María del Castillo, la cantina, el comedor, el alojamiento para la tropa, así como un aljibe perfectamente diseñado para nutrirse del agua de lluvia (en previsión de cualquier ataque). Todo ello presidido por una hermosa atalaya, la torre del Homenaje, construida por D. Álvaro de Luna, y cuyo acceso se encuentra el la zona más alta del castillo, la zona noble, separada de la plaza de armas por una sola puerta y defendida por un matacán que permitiría, en caso necesario, arrojar piedras y aceite hirviendo al enemigo. En esta parte del castillo, además de la torre del Homenaje, donde el señor tenía sus aposentos, encontramos también la torre de los Cinco Picos (este nombre tiene que ver con los cinco vértices de su planta pentagonal), separada de la anterior por un hermoso puente levadizo, la casa del Alcalde u hombre de confianza del señor y las mazmorras.

En general, sorprende la inmejorable conservación de todo el recinto. El castillo de luna era el más importante de los cinco Castillos colocados estratégicamente en esta zona de la raya para defender la frontera. Desde él se podía contemplar la llegada de una tropa a más de tres días de camino, así como vigilar la vecina fortaleza de Castello de Vide, construida por nuestros vecinos portugueses para controlar los movimientos de los ejércitos castellanos (perfectamente visible en días claros). Esta es una visita que sin duda merece la pena.

 

 
     
Web desarrrollada por RuralGest -@2006- El mayor número de casa rurales