Buscar disponibilidad     Destinos   Actividades   Inicio   Contactar  
 
  Español   Español   Español  
Opciones
- Más sobre El Valle del Jerte.
- Turismo rural en Extremadura
 
 
 
JARRAMPLAS, VALLE DEL JERTE
 
 

De izquierda a derecha. Jarramplas. Mozos con navos para tirarlo a Jarramplas. Lluvia de navos sobre Jarramplas a la salida de la Iglesia.

 
 
barraizq Sin duda, una de las fiestas más espectaculares de Extremadura

El texto que acompaña este artículo ha sido escrito por Sebastián Díaz Iglesias (un gran piornalego).

Todos los años, los días 19 y 20 de Enero (San Sebastián), se celebra en Piornal, techo de Extremadura y cuna del buen jamón, la festividad de Jarramplas ; donde confluyen muchos de los contenidos básicos del folklore general: fiestas, creencias música, ritos, gastronomía, vestimenta, etc...

Jarramplas es identidad de este pueblo serrano y orgullo de sus habitantes.

Se desconoce el origen exacto de la fiesta, no obstante, existen varias teorías, desde mitológicas (las luchas y el castigo que infringió Hércules a Caco): la celebración de ritos de fertilidad y de expulsión del invierno, así como quien cree que su origen se basa en las ceremonias vistas por los primeros conquistadores de América entre los indios, la mas extendida entre los habitantes de piornal, en la que se habla del personaje como un ladrón de ganado que es sometido al castigo y las burlas de los convecinos.

En la actualidad, es incuestionable el vinculo que ésta mítica tradición tiene con San Sebastián, sin duda la iglesia supo comprender el profundo arraigo social de las costumbres populares y adaptó los periodos mas simbólicos a sus principales referencias festivas. Los piornalegos se enorgullecen de esta fiesta y año tras año la viven con una intensidad inusitada.

LA FIESTA:

1.- Preparativos:

Los preparativos para las fiestas del próximo año comienzan la misma tarde del día 20. Jarramplas y sus mayordomos son obsequiados con una suculenta merienda, a base de exquisito lomo pìornalego, en la casa de los futuro mayordomos.

Durante todo el año los mayordomos llevan a cabo la confección de los trajes, las mascaras, las cachiporras y el tamboril, así como otros preparativos necesarios. Pasadas las navidades, las mozas, el niño que repite y Jarramplas ensayan las tradicionales "Alborás", canciones típicas del folklore piornalego.

2.- Día 18:

En los últimos años es costumbre que Jarramplas dedique algo de tiempo a los niños. El día 18 por la tarde Jarramplas visita el colegio, ataviado con su traje y su tamboril. Con la cara descubierta, visita en primer lugar todas las aulas. Estos momentos son de gran emoción para los as pequeños.

Al concluir su recorrido por las aulas Jarramplas , ya con la mascara puesta, sale al patio donde corre detrás de los niños mientras estos le arrojan bolas de papel.

3.- Día 19:

En la mañana del 19 de enero, Jarramplas y sus mayordomos recorren las calles del pueblo y visitan algunos domicilios para recoger viandas y regalos. Estas aportaciones se utilizaran en la elaboración de migas que se ofrecen en la próxima madrugada y en la merienda con que el mayordomo entrante obsequia a Jarramplas y a sus mayordomos el día 20 una vez concluido el festejo.

Hacia el mediodía Jarramplas sale a recorrer las calles del pueblo ataviado con su mascara y tocando el tamboril. Esta es la primera oportunidad de lanzarle nabos. Esta misma situación se repite después de comer cuando Jarramplas va hacia la iglesia. Al atardecer, el protagonista de la fiesta, con la cabeza descubierta observa como San Sebastián es bajado de su trono para vestirlo y colocarlo en unas andas donde permanecerá hasta la tarde siguiente.

Y por la noche, tocan las campanas y Jarramplas , sin mascara, se dispone a recorrer las calles del pueblo acompañado de los mayordomos y otros vecinos que cantan a la son del tamboril. Poco antes de medianoche saldrán de nuevo en dirección a la iglesia, donde rezarán tres Ave Marías y una Salve.

Cuando las campanas de la iglesia dan las 12, Jarramplas , con la cara al descubierto y caminando hacia atrás, es acompañado en procesión por la multitud. Durante el trayecto se cantaran las tradicionales "Alborás" hasta llegar de nuevo a la iglesia.

Ya de madrugada, los quintos se encargan de repartir migas y vino a todo el mundo. Con esto concluye la víspera de San Sebastián.

4.- Día 20:

El día 20 comienza con el sonido de los cohetes lanzados por los mayordomos, que recorren junto con Jarramplas las calles y casas del pueblo de Piornal para pedir a sus vecinos donativos.

A las 10 de la mañana comienza la procesión que saldrá de la puerta de la iglesia. Jarramplas , con la cabeza descubierta y con su habitual tamboril camina hacia atrás sin apartar la vista del santo.

Al acabar la procesión se realiza una subasta que determinará quienes de los presentes tendrán el honor de introducir al santo en la iglesia.

Hacia el final de la misa las mozas y el niño que repite comienzan a cantar la Rosca de San Sebastián, mientras Jarramplas entre estrofa y estrofa toca el tamboril. En la parte final de la rosca el ritmo de la canción se va acelerando y la emoción se va palpando en el ambiente, muchos de los presentes salen de la iglesia para esperar la salida mas importante de Jarramplas . Cuando este hace aparición, una lluvia de nabos se cierne alrededor suyo.

Se suceden carreras, gritos de entusiasmo, lanzamiento de nabos, el sonido del tamboril,... Esta parte de la fiesta se prolonga hasta que la fortaleza física de Jarramplas aguante. Ya por la tarde, Jarramplas va al rosario, al besapies y a la subasta para que la subida al trono de San Sebastián y justo después se producirá la ultima salida de este emblemático personaje. Finalmente Jarramplas se dirige a casa del mayordomo entrante, los piornalegos saben que su fiesta llega a su fin, y aprovechan los últimos nabos para lanzárselos con inusitada fuerza, intentando aferrarse a estos instantes, a sabiendas de que hasta el próximo año no volverán a ver a Jarramplas .
Jarramplas se descubre, los mayordomos le ayudan a quitarse la mascara, le suben a hombros y toda la gente aplaude la fortaleza y valentía con que Jarramplas ha desempeñado su función.

LOS PERSONAJES

Jarramplas:

Varias son las teorías que surgen a la hora de justificar el origen de Jarramplas , aunque en todas ellas tienen un aspecto común que es la de espantar y ahuyentar las fuerzas negativas, ya sean diablos o ladrones de ganado, mediante el lanzamiento de nabos. Sus orígenes aunque inciertos fueron anteriores a la aparición del cristianismo en esta zona.

De entre todas las teorías la que más aceptación tiene es la que afirma que Jarramplas era un ladrón de ganado, aunque tras la unión de la festividad de San Sebastián a la celebración de Jarramplas surgió una nueva teoría que afirmaba que Jarramplas era un guerrero cristiano que se hizo musulmán.

Lo realmente importante de Jarramplas más que sus orígenes, ya perdidos en el tiempo, es que Jarramplas representa a la comunidad que se une para luchar contra el mal, y este sentimiento de unión y fraternidad es el que reside en el ilustre pueblo de Piornal.

El personaje de Jarramplas ha sufrido ciertas modificaciones hace unos años la función principal de Jarramplas era la de entretener a los zagales, ya que estos eran los únicos que le podían lanzar nabos. Estos últimos años la posibilidad de lanzarles nabos se ha extendido a todos los asistentes por los que Jarramplas ante la fiereza de los impactos se ha protegido con una coraza de fibra de vidrio y poliéster que le resta movilidad, Jarramplas ya no persigue a la chiquillería asustándola y lanzándole las cachiporras.

Los piornalegos han encarnado el personaje de Jarramplas por diversos motivos, tales como la aceptación social, los piornalegos reconocen el coraje y valor que se necesita para soportar la batalla nabal que tiene un cierto parecido al martirio que sufrió San Sebastián cuando lo asaetearon por ser cristiano. Actualmente si un piornalego desea ser Jarramplas deberá esperar un mínimo de 10 años debido al gran deseo popular de conservar viva la tradición y la concienciación de las nuevas generaciones piornalegas en mantener y conservar su folclore y tradiciones.

Los Quintos:

Los quintos tienen mucho que decir en la festividad de Jarramplas . Antiguamente los quintos iban por los huertos de los alrededores robando los nabos que eran lanzados contra Jarramplas . Actualmente, y ante la escasez de estos, el ayuntamiento se encarga de distribuir por las calles, para que nadie para que a nadie le falte un nabo para arrojar a Jarramplas .

El día 19 de madrugada los quintos se encargan de ofrecer migas a todo el pueblo, regadas con chocolate o vino acompañadas de otros productos que los vecinos habían dado con anterioridad a Jarramplas y a sus mayordomos.

Los quintos participan en mas festejos populares, como Carnavales hasta su marcha o partida para su incorporación a filas.


San Sebastián:

La palabra Sebastián significa "El que consigue la felicidad de vivir en la ciudad que está encima", o sea, el que ha conseguido la gloria eterna.

Sebastián, oriundo de Narbona y avecindado un Milán, se alistó en la milicia romana, donde gracias a su honestidad le pusieron al frente de la primera cohorte, cuyo oficio consistía en dar escolta a los Emprendedores.

Quién iba a suponer que años después San Sebastián perecería por orden de esos Emperadores a los que sirvió tan fielmente.

El Emperador mandó que lo sacaran al campo, que lo ataran a un árbol y que un pelotón de soldados dispararan sus arcos contra él y lo mataran. Los encargados de cumplir esta orden se ensañaron con el santo, dejándole el cuerpo lleno de dardos. Pero Sebastián, pese a la gravedad del tormento, no llegó a fallecer, después, cuando los soldados se ausentaron, alguien lo desató del árbol y lo liberó.

Pocos días después Sebastián, fue al encuentro del emperador para reprenderle por la conducta que seguía contra los Cristianos.

Diocleciano ordenó que lo apresaran de nuevo y que lo apalearan hasta que estuvieran seguros de que lo habían matado, y que después arrojaran su cuerpo a una cloaca de manera que los Cristianos no pudieran recuperarlo ni tributar a sus restos el culto con que honraban a sus mártires.

A la noche siguiente el santo se le apareció a Santa Lucía y le indicó el lugar donde estaba su cadáver, para que así pudiese recibir sepultura al lado de los apóstoles.

San Sebastián murió martirizado por mandato de los emperadores Diocleciano y Maximiano, que comenzaron a reinar hacia el año 187 d.C.

 Los Mayordomos:

El mayordomo es el encargado de el correcto desarrollo de la fiesta. Su trabajo comienza el día veinte del año anterior, cuando el Jarramplas se recoge, él y su mayordomo van a casa del nuevo mayordomo para entregarle su vestuario. Allí serán obsequiados con una deliciosa cena. La familia del mayordomo entrante se encarga de la vigilia de las velas de San Sebastián durante todo el año.

El mayordomo realiza durante el año la confección de los trajes completos, las máscaras, las cachiporras y el tamboril. También elige a las mujeres que cantan la Rosca y al niño que repite. Durante la fiesta el mayordomo ayuda a vestirse a Jarramplas .

Es el que costea todos los gastos de la fiesta, aunque el vecino piornalego, con esa generosidad que le caracteriza ayuda con sus donativos a sufragar parte de los gastos ocasionados con el festejo.

Mozas y niño que repite:

Las mozas que cantan la Rosca y el niño que repite son los elementos imprescindibles de esta fiesta. La Rosca es una representación del folclore piornalego, en la que se suelen utilizar estrofas de romances religiosos.
La Rosca de San Sebastián se canta en el templo al lado del Santo. Las mozas van cantando las estrofas de la Rosca y un niño repite el último verso de cada estrofa, mientras, entre estrofa y estrofa, Jarramplas toca su tambor.

 


 
     
Web desarrrollada por RuralGest -@2006- El mayor número de casa rurales